6 may. 2009

Una guerra cercana


En un mundo de guerra habitual opté por escribir sobre una cercana y común al lugar donde me encuentro. Hay varias, no es difícil ubicarlas, pero encontré que en este hombre tengo la más próxima de todas. Me es curioso notar sin embargo que tantas veces he escrito sobre él y aún no lo conozco.

De primer plano me tocó ver el inicio del conflicto pero extrañamente (será por mi mala memoria o el estar involucrado) aunque me esfuerzo no ubico en mis recuerdos una primera batalla, sí identifico en cambio la primera perdida, fue en el extranjero, como otras varias. Desde entonces debí darme cuenta que en estas cosas nadie gana aún parado sobre el triunfo. Han pasado tantos años desde que este tipo inició su guerra que a veces me sorprende siga vivo. Otras me preocupa el calcular cuántos habrá caído bajo él. Por que no hay guerra sin decesos.

El gran problema aquí es que no conoce al enemigo, lo ha tenido enfrente siempre y es el día en que no puede describir su rostro. Así también difícil ha sido identificar victorias. En su memoria yo lo sé, aunque no lo dice, evoca la traición y la alianza, alude a la imagen de aliados que en algún momento lucharon juntos pero después fueron envíados a otros mapas por estrategia del destino y hoy sólo se comunican por el débil telégrafo del recuerdo. El otro día hablando con él lo noté cansado, le pregunté qué sucedía y no quiso contestar, movió la cabeza negando quizá la realidad que puede ser tan dura. Yo sé que a veces esta guerra le pesa demasiado, tan lejos de sus amores perdidos en la ruta, tan distante del camino a casa la cual ni siqueira sabe ya dónde encontrar. Este hombre anhela, yo lo sé, que entre todos sus campos de batalla surja una historia romántica ideal en la cual encuentre a quien inspire sus heroísmo y por quien valga la pena enfrentar las amenazas. Pero tiene tiempo que aunque el armamento es bien provisto el ánimo de imperio se fue porque ser tan vasto el horizonte y solitario éste campo donde parecen muchas cosas no importar ya más.

Ya ni siquiera me cuenta. Lo miro con intriga y trantado de adivinar el futuro.

Como dije, no lo termino de conocer pero he visto mucho de su vida, lo he visto soportar artillería, avanzar sobre territorios violentos y ganar. Lo he escuchado llorar de rabia incontenible porque nunca aprendió a perder. Pero él hace del orgullo su invencible arma para poderse levantar cuando nada quedó ya. Me preocupa, porque la guerra persiste y no sé si querrá continuar. Necesita un aliado urgentemente y es hoy cuando más difícil parece encontrar a quien sobrelleve tal poder.

Mientras tanto las batallas enfurencen.

A veces hace contacto con líderes de otros planos pero al parecer es un momento histórico difícil pues por todos lados hay un quehacer bélico cruento, muchos de esos héroes distantes se vislumbran agotados aunque hayan decidido no aceptarlo para poder continuar. Los entiendo. Él tambien lo comprende pero en su naturaleza no está el ser como ellos porque desde siempre se acostumbró a ir con el primer frente, atacar primero, ganar de entrada o morir rápido. Un escuadrón de retaguardia para él jamás.

Este tipo es un militar bien entrenado, se yergue enérgico para mostrarse inquebrantable y enterrar en silencio su plan o sufrimiento. Pero insisto me preocupa. Le deseo lo mejor y por momentos casi estoy seguro que va a ganar una vez más. Otras no sé bien si ha decidio claudicar. No lo entiendo. No lo intuyo. Sigue sin hablarme, cada vez sé menos de él.

Que gane. Por que su causa es justa.

Pero por alguna razón lo sigo y le hablo y no puedo comunicarme ya con él. Su maniobra me confunde y más el rumbo. Observo en el avance su figura para adivinar el movimiento pero no, apenas veo su sombra cuando tengo la luz detrás de mí.

31 comentarios:

Potter dijo...

Sr. Mau

Le felicito, esperé algo durante todo el relato, pero ni me pasó por la cabeza lo que sería.
Es ud. Fabuloso.
Es genial que reconozca que este guerrero, llora de rabia por no saber perder, esa parte le hace muy tangible.

Muy buen relato, con lo justo para ser perfecto!


Un abrazo

marichuy dijo...

Mau querido

Tu texto me recordó esa máxima, devenida lugar común y que bien a bien, no sabría decir quien acuñó:

“La guerra más difícil de librar es la que sostenemos con nosotros mismos”

Lo más difícil no es ganar la guerra, sino librar las pequeñas batallas diarias. Esas para las que no hay estratega que valga, llámese Alejandro Magno o Napoleón Bonaparte. Y es que a lo mejor, para sobrevivir a esas pequeñas batallas, lo más importante no sea una estrategia militar, ni una táctica guerrera, sino recordar lo dicho por el estratega y táctico Mario Benedetti:

No andarse con simulacros.

Suerte y besos a este General

MauVenom dijo...

El buen Harry

Es usted infinitamente amable y generoso con sus comentarios

este combatiente lucha todos los días pero siempre es soprendido por una guerra que no domina

y sí, llora de rabia por ser mal perdedor

me alegra no haberlo descepcionado

Un abrazo fuerte para ti

MauVenom dijo...

Querida Mari

Pues es trillado pero es cierto... la batalla diaria es la que nos prueba y para ella aún los mejores movimientos resultan insuficientes

es difícil

y encima de eso la soledad del campo es peor

de esi me gustaría hablar con Magno o Bonaparte y no creo que su habilidad sea mejor

en cuanto al maestro Benedetti para qué contradecirlo. Mejor la batalla real, tiene razón.

Besos. Gracias por estar aquí.

la MaLquEridA dijo...

La guerra que siempre sostengo,no es contra mi misma,
es contra mi hija,que siempre piensa que no la quiero,
todos los días es una ardua batalla,que siempre termina con las dos derrotadas,
esto es frustrante,
todos las mañanas vuelta a empezar,
y todas las noches,un te quiero mucho mamita pone fin a la lucha diaria.

Nunca se acabará?

Saludos Mau.

MauVenom dijo...

MuyquErida

La relación de hijos y padres es muy compleja, efectivamente como dices es también una guerra de batallas diarias

yo vivo la misma situación con mi madre, conflicto, prueba, reencuentro... y con mi padre también

pero no, no creo que acabe nunca. Es justamente una de esas que estamos aquí para librar todos los días

la buena noticia es que en ésta, a pesar de los duros capítulos tenemos un gran margen de oportunidad a nuestro favor. Esta con voluntad sí la podemos ganar.

Besos

O qué piensas tú?

Jolie dijo...

Dicen que nací para escuchar y recordar, pero mi memoria falla a medida que me hago más grande...
además no sé contar la presencia de un auditorio ávido de sangre y falsas pasiones, termina por ofender mi ya escasa dignidad conquistada desde niña sobre el regazo de mamá

amor orgullo cobardía, celos, impaciencia, rencor, olvido, nostalgias, recuerdos, felicidad...
cada una ha sido una batalla y una pérdida por momentos caprichosa
y me ha dejado desarmada la conciencia y una lagrima en la mirada... a veces hasta una mueca que por rachas sostuve como una mascara.

tuve que aprender a callar
a esconderme pude ser quizá una criminal o una ladrona, una bruja o un enfermo leproso, pero a veces uno escoge sostener bestias con el metal de argollas y cabestros forjados con maestría para demostrar d elo que se es capaz.

someter a la fuerza pura, soportar
golpes y odios desamor, burlas y sarcasmos, hoy sé que lo decían para humillar mi cuerpo
inepto para el amor y la guerra
pero hay que seguir luchando tengo fe.. aunque a veces no crea mucho en mi.

besos.. mua mua mua.... eres un luchador

A dijo...

Entiendo perfectamente lo que es una guerra contra si mismo. En mi caso lo vivi por algun tiempo y luego -para bien o para mal- me canse de ello y me decidi hacer la paz. Los resultados no son una Suiza interna, por que mi complehidad lo ahce todo mas bien anarquico. No obstante me hace feliz mas veces que en sistema anterior. Se que tampoco es lo mas conveniente, ya que he permitido muchas cosas que el antiguo regimen no lo habria hecho ni de broma. Pero considero que es el precio que decidi pagar, y hasta el dia de hoy (no se mañana) no he salido con numeros rojos en el balance general.

Se requiere valor para esa lucha, MiMau, te felicito por eso.

Besos revolucionarios
A.

Jolie dijo...

perdona el comentario extenso.. es un abuso y .. bueno me olvidé decir que siempre hay esperanza en alguna parte para seguir luchando y que me encanta ser el comentario numero 7 ja

Jolie dijo...

y el 9¡ vaya supertición

MeLyCaOs dijo...

Llevo seis días sin probar el alcohol, noche febril donde apuré mis últimas cervezas. Cierto sabor amargo me recordaba a noches pasadas y un terrible dolor de cabeza presagiaba los malos tiempos por venir.

A base de emulsiones entrecortadas de mi laringe puedo emitir ruiditos más incoherentes que de costumbre. Así como lecturas endógenas que me sumen en estados de ansiedad.

¿Que leer? Aparto asqueada a Virgilio y de un manotazo da con sus lomos en el suelo un ensayo sobre la paz. Veo lo que me rodea y mi cara amarillenta y apergaminada me recuerda que me he convertido en un cita dentro de un libro que nadie leerá, excepto los ácaros que montarán sus orgías en mi nombre

"El objetivo que persigue con la meditación es impedir el deseo, borrar el ego. Su objetivo no es otro que vaciar el cerebro de pensar. El término zen que emplea a este propósito es samadhi, o sea, "no pensar"" de un libro de Joyce Maynard.
Sucumbir al maravilloso mundo del no-deseo. Apenas se prueba la comida y se destila uno sobre si mismo (agradable parsimonia de la autodestrucción).

A esto le llamo yo una guerra... con problemas de lateralidad, nunca sé si estoy de mi lado o del de los demás.

Volví Mau, besos...

tnf25 dijo...

Ha llegado el momento
He librado cientos de batallas
De las perdidas me he levanto
De las ganadas, me he colgado guirnaldas
Sin embargo llego el día
La guerra acaba,
Y se acaba ya.

Sin redobles de tambores
Sin fanfarrias
Con cientos de mal heridos
En uno y otro bando
Pero antes de que haya algún deceso
Esta guerra se termina,
Y se termina ya.

No se decir a bien
Si el dolor en mis manos es de alivio
O de frustración
Cuanto tiempo empuñando armas
Que ya no sirven más
La guerra es pasado
A partir de hoy.

Ahora me a no morir de impaciencia
Se que debo de esperar
A que ese cielo enrarecido por los humos de batallas
Se llene de vientos que lo limpien
Que descubran un sol que nos grite
La guerra ha acabado
Volvamos a empezar.

The War Is Over
Toño Fidalgo (Inspirado por un texto de MauVenom)

Luis dijo...

Bueno, uno puede luchar contra si mismo pero también amarse. Creo que el amor siempre es más sano.
Saludos y enhorabuena

AnArQuiStA SupEresTrellA dijo...

¿Y la guerra sucia? ¿Esa que libras contra ti, y la cual te traiciona a medida que avanzas con tu plan?

Cuando los ojos se tiñen de ira por vengarte, solo para descubrir que cuando vas a acabar con esa persona, acabarás al mismo tiempo contigo...

Maldita sea, cómo me odio a veces...

Cheers...

MauVenom dijo...

Amazing

La memoria de todos falla con el avance de los años y creo que sebe a tantas cosas que hemos tenido que juzgar y otras que tuvimos que permitir que pasaran sin poderlas nunca comprender. Permíteme dudar, eso sí lo de tu "escasa dignidad", qué puedo decir de los demás

sé que como yo has desarmado tu consciencia y te has servido de tantos sentimientos tan opuestos para defenderte en este juicio pero, te contradigo de nuevo... cuál mascara. Te puedo dar nombres que son máscara. El tuyo no, no lo creo, me falta concerte pero sé de ti más que de muchos. No lo creo.

me gustaría que me contaras qué bestias mantienes cerca para probarte a ti misma

en cuanto a tu ineptitud para el amor y la guerra, ja, no estás sola mi muy querida Jo, si volteas, somos varios como tú pero al parecer nos cargamos de la misma fe.

Muchos besos para la siempre sorprendente Jolie

MauVenom dijo...

sigh*

(suspiro romÁntico) je.

Yo también he librado exitósamente batallas como esa. He conquistado nuevos territorios que me han llenado de satisfacciones y me han obligado a cambiar y aceptar de mí cosas que antes jamás hubiera ni entendido. Pero aún hay otras guerras vigentes contra la circunstancia y a veces contra mí mismo.

Es bueno que paguemos los precios con resignación... porque habrá que pagarlos de igual manera. No hay salido a eso.

Agradezco tu felicitación pero más que vengas a escucharme y que me cuentes de ti.

Besos mAndilones.

MauVenom dijo...

MelyCaos

volviste!

Cuéntame primero de esos malos tiempos que estaban por venir

Acaba de surgir en mí la necesidad de leer ese libro en el cual eres una cita pero más que el texto es a ti a quien me gustaría descubir en ese tomo, ya hay alguien después de todo que te leerá

"El objetivo que persigue con la meditación es impedir el deseo, borrar el ego. Su objetivo no es otro que vaciar el cerebro de pensar. El término zen que emplea a este propósito es samadhi, o sea, "no pensar"" ... Traté de hacerlo una vez, pero descubrí que al no desear el mundo se paraliza. No pensar suena verdaderamente apetecible pero entonces me perdería de todos ustedes y al menos hoy los necesito.

Me produce cierta preocupación lo que entre líneas distingo con tu agradable parsimonia de la autodestrucción pero quzá sólo soy paranóico.

Yo sí lo sé, estoy siempre de mí lado... pero por qué mi lado nunca es el de los demás?.

Vuelve otra vez. Beso.

MauVenom dijo...

Mi muy querido Toño

Ponlo en tu blog. No dejes que se quede aquí nada más.

Y explícame más

qué guerra es la que termina, cómo estás tan seguro de que acabó

cuáles son los humos que enrarecen tu cielo?... de que forma quieres volver a emepezar?

A qué debes esperar.

Un abrazo con mucho cariño Señor Fidalgo.

Gracias por participar así. Me encantó.

MauVenom dijo...

Luis

Amarse es a veces en sí, una lucha contra sí mismo.

Pero me gusta tu punto.

Me amaré.

Tanto gusto. Vuelve. Te visito.

MauVenom dijo...

Anárquico tocayo

No hay guerras limpias, todas al final son cotra tí y todas cambian con el tiempo...

quizá a lo que te refieres es al recurso desesperado cuando crees que no vas a ganar... la traición

por eso es mejor no acabar con las personas... hay que saber dejarlas ir y lidiar con frustración de no haber terminado con ellas

igual va a salir mal. Mejor evitar la guerra.

No está bien, pero te entiendo, yo también me odio a veces...

Cheers???... today???... after this???

MauVenom dijo...

Jolie

no te disculpes

adoro conversar con gente inteligente

lo adoro.

Mara Jiménez dijo...

Mau:
Dile a este hombre entero y humano, que no hay frase más cierta que esta de "no ha batallas sin decesos", pero que el único deceso que no puede permitir en las filas de él mismo, es el de la esperanza, y de alguna retórica manera, siento que es ese su impulso, su causa, su bandera... su propia guerra. Sus batallas serán eternas, pero al final de esta guerra anunciada, sonreirá con placer discreto, pues nunca se abandonó en la frágil tranquilidad de la paz inherte.
Preciso, Mau. Gracias, una vez más.

Mara

PD: Tengo 24 horas perdidas de mi vida. ¿Ya te diste cuenta, no? Si me ayudas a buscarlas, te lo agradeceré, jejejeje.

MauVenom dijo...

Mara

Ayer me hiciste reír con eso de "nos vemos el miércoles"... tómalo amablemente y piensa que eres 24 horas más joven que el resto

ese es el único temor, que al final de la guerra quede un sentimiento de vacío o falta de plenitud

mientras tanto las batallas continúan y a pesar del cansancio hay todavía energía y nacientes estrategias

y sé que no me puedo dar el lujo de perder la fé, ahí sí lo habría perdido todo entonces

nos iremos contando el avance Mara.

Besos, gracias por venir este "miércoles"

Stanley Kowalski dijo...

Fabuloso texto, con la sensibilidad a flor de piel. Me encanta como escribís. Felicitaciones.



Gracias por el comentario que me dejaste, siempre tan generoso.

BESOTES

El extraño mundo de Laury Paris dijo...

Ahhhh si no fuera por las guerras ... las perdidas y las ganadas.... ahora solo quiero paz y no la encuentro... me parece muy interesante lo que escribe Sr. Venon... buen blog... Felicidades a Todos... me encanta como se llevan entre si...

jess dijo...

Llego corriendo como siempre caray....

Mmm me pongo a pensar si realmente libramos guerras internas, podría hablarse de batallas, unas más cruciales que otras... pero guerras.....
"Nunca ha habido una buena guerra ni una mala paz."

Mi lado oscuro y yo hemos tenido una tregua, lo tengo retenido en una jaula, sé que está ahí, sé que sabe que le temo, sé que algún día abriré la llave y me vencerá, ese ha sido nuestro pacto, mientras tanto, me da la fuerza que necesito para seguir adelante y hacer a un lado mi debilidad.

Mientras tanto, sigo con mi buena paz.

Un fuerte, fuerte abrazo mi estimadísimo Mau!!!
Besos para ti y tu otro yo!

MauVenom dijo...

Kowalski

Un placer fue leer tu cuento que como te dije me mantuvo con la sonrisa maliciosa y la exitación que produce la verdad encarada.

Gracias por tu visita y tu amable comentario. Nos seguimos leyendo. Un abrazo fuerte.

MauVenom dijo...

Lau Paris

Te entiendo no sabes cuánto

en lo mismo me encuentro... lo que quiero es paz, no más guerra, paz y conciliación

pero me está costando trabajo

lo vamos a lograr Laury. Que en eso aplique nuestro trabajo.

Regresa. Un besote.

MauVenom dijo...

Mi dulce Jess

Pues yo espero que tu paz gane y el lado obscuro se transforme para cuando salga sea complementario y no hostil

porque somos muchos los que te admiramos por tu fuerza de ánimo, sábete eso

no esperamos que seas invencible, esperamos que luches por serlo, como hasta ahora

Besos Sra Rabbit
Gracias como siempre por venir, no se preocupe por al hora que este congal abre día y noche.

tnf25 dijo...

Es que te venia debiendo estas respuestas, antes que nada debo aclarar que en lugar de imaginarme a mi en medio de un a campo de batalla, te imagine a ti….asi que mas que hablar de mi , me imagine hablando por ti, ( ya ves que dicen que quienes escribimos somos intrusos y ladrones) pero anda contesto a nombre propio!


qué guerra es la que termina, cómo estás tan seguro de que acabó
- la guerra contra mi mismo, esa guerra que me he hecho por..no se cuanto tiempo ya , para no acercarme a los campos del amor, se que son campos fértiles, desatendidos, pero generosos, se que la guerra acabo, porque he quemado las municiones.

Cuáles son los humos que enrarecen tu cielo?
En mi cielo las nubes negras llueven y se van, y no veo mala la lluvia, de tanto llover las plantas han reverdecido.

... de que forma quieres volver a empezar?
mas tranquilo, con paciencia de quien sabe que para ver el campo florecer hay primero que hacer un surco en la tierra que no la hace ver bella, pero que la prepara para dar fruto.

A qué debes esperar.
a que llegue la lluvia, y a que salga el sol…

MauVenom dijo...

Toñito

gracias

apenas ahora veo tus respuestas

pero sigue siendo a tiempo.