19 jul. 2009

Los Ojos de Mariana

La sombrilla cubre del sol dos terceras partes de la silla de ruedas. Mariana observa a sus hijos en la playa y a su marido recostado en la arena leyendo un libro. Se le acerca su hijo menor y le sonríe, "Hola mamá". Mariana recuerda, no lo puede olvidar, guarda rencor.
Solo sus ojos tienen movimiento. Solo con sus ojos intenta comunicarse con los suyos. Solo con sus ojos demuestra el agrado o desagrado a lo que le dieran o hicieran.
Mariana observa el mar y a su familia, intenta decirles que le arden sus ojos y que en la bolsa de playa hay unas gotas para sus ojos.

Carlos Martín, el Director
Mayo 2004

3 comentarios:

NTQVCA dijo...

Que terrible, pero como no vivir con rencor, me deja pensando en todo lo que pudo haber ocurrido para que ella estuviera asi.

Que gusto su regreso Direc

Luis dijo...

No se si está inspirado en eso...pero hay una película francesa (novela anteriormente) que se llama "La escafandra y la mariposa" que habla de la relación del mundo de un hombre con el mismo problema físico que la protagonista de tu relato.

Si no lo has leído te lo recomiendo!

Yo sólo digo como Cuco Sánchez: "¡DE HABER SABIDO NI NAZCO!". dijo...

Descanso y amargura, el dolor ante la vista de lo infinito, como lo es el mar...¡qué duro! Por lo menos estaba de vacaciones(¿?).
Gran película francesa, por cierto.
SAlutes!