19 nov. 2008

Tribuna

Debe haber unidad de género, por eso hoy, vengo a contarte mi historia: mi nombre es Efraín, y soy un hombre cuyo comportamiento ha sido sistemáticamente encasillado como "erróneo"... o soltero empederido, como te plazca.

Pensé en la ocasión que lo ví la primera vez: perfecto como pocos. Casi me agarré a putazos con el albañil que llevo dentro para no estirar la mano y tocarlo. Pero que verga. "Oye que buen culo tienes" debería ser el halago más chingón pa las viejas. Que los ojos ni que madres, tener un culo que llame la atención cuesta trabajo y deberían estar orgullosas de eso. Pero claro que no solo pienso en acoplarme con todas las mujeres. Obvio mi pentapichichi, mi jale, mi música y los compas ocupan un lugar cercano a mi corazoncito de gorrión pitero.

Pero es bueno tenerlas cerca: son protegibles, suavecitas y no puedo estar pagando una puta cada quincena. Así que en aras de una economía relación estable la invité a cenar. No hay pedo, ¿qué difícil ha de ser si he desarmado y vuelto a armar todo lo que se me ha atravesado en la vida? Carnes, armas punzocortantes, cocina y verduras. Peleishon.

Tenía tres horas antes de que llegara ese par tan bonito con todo y su dueña, un chingo, considerando que mi santuario ya no olía a pacuso. Además ya estaba todo listo, yo no sé como las viejas pueden pasarse tanto tiempo en la cocina/maquillándose/hablando si todo es tan sencillo en la vida. ¡Y como preguntan!¿me veo bien?¿me quieres?¿me das un abrazo?¿y si me quitas mis matemáticas que sería yo?¿cuando me llevas al cine?... Siempre quejándose y queriendo arreglar todo con un pinche pretextito o analizando cada gesto que hacemos: una vez me dijo la bitch en turno que el cáncer testicular es la primera causa de muerte en varones sexualmente activos. ¿Que provocó éste comentario? Me rasqué un huevo... antes no me llevó al hospital.

Pero bueno, llegó a mi casa con una madrolita de colores que puso en la mesa, se aferró a ayudarme a servir: agarró las servilletas y se aventó unas grullas o no sé que madres con ellas, sacó todos mis trastes y les encontró un lugar en la mesa. Total que seguimos "platicando": yo escuché como el mundo era malo con ella y recibía a cambio todas mis condolencias que había repetido como mil veces frente al espejo mientras admiraba mi bien formado abdomen. En esto pensaba cuando la wey espetó:

-Me duele la cabeza.
- (¡Y a mi los huevos!) Ah pues en el botiquín tengo sedalmerck, aspirina, naproxen, cafiaspirina, ergotamina, deshidroergotamina, rizatripín y unas bien chidas que me regaló el Mono.
- Pero estoy tomando vino, ¿no me hará daño?
- No no, el efecto será más rápido ( A mi no me haces pendejo, quieres que te ruegue. Pos dime que no además que ya sabías a lo que venías, mamacita).

Cambié la música de fondo por una menos sugestiva pq los pugiditos de los bedrooms rockers hacían que me sintiera algo duro y si ella veía el pinche animalote antes de tiempo se le iba a ir encima y pos no, tengo que alimentarla para que aguante.

Siguió hablando y yo imaginándome esos labios en otras partes cuando de repente, se echó a llorar. Neta, neta, yo la vi. ¡Casi me cago! Yo imaginándome la mamada de mi vida y esa chillando a mares: que los príncipes azules, el reloj biológico, la araña de su tía, el pendejo de su jefe bla bla bla bla...Poco me faltó para correr por todo el depa como gallina sin cabeza ¡Abrázala zopenco!

Y mientras la abrazaba mi pene erecto se frotó contra su brazo... huelga decir que el derrame de mis chamacos crudos la sacó volando de la casa.

Si compañero: toma mi ejemplo y empieza a ahorrar para una muñeca inflable.

9 comentarios:

Générique dijo...

Sin duda tienes muy buen estilo y tu texto resulta ¡por demás divertido!

Y aún así resulta difíl decidir si se trata de una comedia que magnifica estereotipos, el de la mujer, el del macho y el de las relaciones, o si se trata de una crónica que refleja la desafortunada realidad popular.

Rich dijo...

A que pinchi Efraín.
Me lo imagino como un cabron de esos que se visten con camisa rosa y se queman el cabello con agua oxigenada, y sueñan con tener el cabello largo papaloteando mientras conducen una moto o un convertible rojo.
Putito que no pasa de tercera.
Pentapichichi!
Además es un anciano el cabrón.
Yo quiero la vieja que sale en tu relato. (este)
Regalamela!

SexTypeThing dijo...

Mmmmm me puso triste el final :(

y el link que me prometiste?

NTQVCA dijo...

No Efraín, no compres una muñeca inflable, emjor cambia la tactica.

Bueno bueno Pinchi vieja.

Salud!

LUIS TORRES dijo...

Ese tal Efrain anda con eyaculacion precoz...

se parece a Luis.


buen relato...

Pciosa6 dijo...

Jajaja a que Efrain :)

Me lo imagine bien metro sexual jajaja xD

yo quiero un Efrain jajaja xD

Saludos PV.

Adrián dijo...

La práctica hace al maistro, albañil.

Jolie: dijo...

... creo que acabo de darme cuenta lo complicadas que somos... que diria pinche vieja en este coment???

PUTOS HOMBRES!

Do the Doo dah dijo...

Sí, ser hombre se resume a querer sexo, decir groserias y nunca meterse con los sentimientos. Ni Corin Tellado lo pudo haber descrito mejor.