21 ene. 2009

Sólo mi abuela

Mi abuela, la única persona que ame en realidad durante años (aunque suene horrible es cierto), me quiso de una forma única, me cuidó cuando pudo, me consintió, pero hoy me doy cuenta que fue la única que me tomó bien la medida. “Niño, ¡genio de vívora desde tan chico!, como tu abuelo”, me decía, “si eres mustio; quién te la crea”. A los demás en cambio, les tomó tiempo.
- - -
1. Mi madre.

Madre - ¿Y eso Mauricio?.
Pequeño -Es un camaleón, mira cambia de color y se siente suavecito su pancita.

Madre- ¿Podrías sacar esa rana de la tina, me tengo que bañar para ir a trabajar.

Madre- Ya encontré a tu hamster, ¡lleva dos semanas viviendo adentro de la caja de galletas en la alacena!.

Madre- ¿Qué traes ahí ahora?.
Pequeño- ¿Eh?, ah, no nada... bueno.. bueno... un gatito pero está chiquito.

Muchacha del aseo -¡Señora! ¡Venga! ¡Se mueve el musgo del nacimiento!.
Madre -No lo puedo creer, mugres tortugas, con que ahí estaban.

Abuela -Oye ya me harté, y no es gracioso, no te rías.
Madre (entre risas) -Mauricio, quita de ahí la jaula de tu perico por que le sigue aventando zanahorias a tu abuela cada vez que pasa.

Madre -¿Un ratón?, ¿estás loco?, ¡se lo va a comer el gato!.
Pequeño -No... lo va a querer... porque se llama Mauricio, como yo.

Pequeño -Ah, ¿éste?, es un pajarito, no puede volar, hay que ayudarlo.
Madre -Muy bien, pero, ¿por qué en mi closet?.

Pequeño -Mamá, ¿tú abriste mi caja?.
Madre - ¿Cuál caja?.
Pequeño -Mi circo de cochinillas.
Madre con ojos desorbitados -¿¿Tu qué??.
Pequeño -Mi circo de cochinillas que me traje de la casa de Cuernavaca, todavía no saben hacer nada pero yo las voy a entrenar. Es un negocio que estoy poniendo.
-
Conclusión: Uno puede estar seguro del amor de una madre a la naturaleza cuando después de dos meses de encontrar cochinillas hasta en la caja de sus cosméticos sigue queriendo a los animales y tolerando al demonio que le tocó por hijo.

2. Mi tía.

-Oye, ¿y si tocamos el techo? -Le dije a mi prima.
Con cara de ilusión ciestionó -Cómo.
-¡Podemos hacer una montaña con algo y llegamos al techo!.
Excelente idea. El techo, tengo que aclarar, era de una casa grande de la colonia Anzures, sí exacto, de esos altos, altos, altos. Y como soy un niño muy conciente usar una mesa o algo así era peligroso entonces... ya se... ¡ropa!, hagamos una montaña de ropa y llegamos. Y así ese par de engendros del infierno empezaron a sacar toda la ropa de mi prima y a apilarla contra una pared para hacer una divertida montaña que aparte nos podría servir para deslizarnos, wow, ¿cómo no lo pensé antes?. Pero pues no, no era suficiente para lograrlo, mi prima, siempre una gran colaboradora pensó entonces; ¡El closet de mis papás!, claro, buena idea y después el del otro cuarto y también las comodas de la ropa interior y así cada tela que se nos cruzó por la casa mientras mi tía ocupada en sus labores confiaba en nosotros.
-
Conclusión: Mi tía de repente escuchó las carcajadas de este par que efectivamente rodaban desde el techo hasta el piso en una montaña para la cual debemos haber usado hasta las cortinas. Tía, te quiero. Jamás podré olvidar tu cara cuando entraste a la recámara. ¿A que nunca pensaste que se podía alcanzar el techo apilando ropa?. Te agradezco tu paciencia y los siguientes 7 años que debes haber pasado doblándola.

3. Mi padre.

Esta creo que es la marca la división entre mis fregaderas de niño y las de adolescente. Tendría unos 11 años y de regreso a aquella pretenciosa ciudad del extranjero en la que fui críado, mi padre y yo camínábamos por una famosísima calle que en ese entonces era un asco (hoy está remodelada y yo la sigo viendo un asco). Nos metimos a una tienda de tonterías y el hombre perdía el tiempo viendo libros. Yo me aburrí. Entonces me salí de la tienda, sin avisar por supuesto y caminé por la calle unos pocos pasos hasta pararme afuera de un local que tenía este letrero “Peep Show. Live Sex”. Aunque confiezo que claramente no tenía yo idea de qué podría encontrar adentro, no hubo el menor dejo de ingenuidad en mi acto pues yo hablaba el idioma desde siempre y entendía perfecto. En la entrada estaba sentado un joven de color como de dos metros que se mantenía ocupado contando dinero, muy concentrado él, tanto que no notó cuando el muchachito se metió a ese lúgubre pasillo que llegaba hasta un salón final a media luz y que olía horrible, recuerdo eso, mentiría si digo que vi algo, había bastante gente parada alrededor de una especie de tarima en la cual estaban los “actores en su acto” pero evidentemente dejaron ellos de ser el centro de antencion cuando entré yo y los ojos asustados de los asistentes se me quedaron viendo, recuerdo que pensé “tú tranquilo” y muy cool me traté de acercar al escenario para ver el show cuando de repente sentí que dos manos me alzaban de los hombros y en un acto de rapidez descomunal el cuidador de la entrada me sacaba furioso “What the fuck are you doing here?”. Me puso en la calle y entonces vi en la acera a un hombre que reconocí como mi padre con la cara blanca por no encontrarme por ningún lado, luego mucho más blanca por ver de dónde me habían sacado.
-
Conclusión: Después de que el hombre le gritó “is this your child?” y lo amenazó hasta con llamar a la policía por abandono y negligencia, mi pasmado padre y yo camínabamos de nuevo hasta que rompió el silencio y preguntó temeroso“... y... ¿qué viste?”. “Nada”, respondí. “Nada”. Nunca me creyó por supuesto.
-
Dedicado a aquellos que le dicen a su hijo "No te detengas, tú lo podrás lograr todo en la vida".
JA!.

18 comentarios:

Générique dijo...

¡Ah! Supongo que todos hicimos travesuras de pequeños y unos fuimos más tremendos que otros, pero tú ¡te lucias!

Y tu historia me hizo recordar una tira cómica que quizá conoces: Calbin & Hobes. En una viñeta en particular, después de que Calvin ha hecho alguna brabaridad, le dice su mamá: "Algún día tendrás hijos y te harán pagar por todo lo que haces ahora." Calvin muy fresco contesta: "Si, seguramente la abuela te decía lo mismo."

No te deseo futuros disgustos ni preocupaciones, pero si llegaran a suceder, sólo recuerda que, tal vez, ¡un poco te los mereces!

Me gustó particularmente la primer sección, la de los animales; un hamster viviendo dos semanas en la caja de galletas ¡genial!

MauVenom dijo...

CALVIN AND HOBBES ES MI TIRA CÓMICA FAVORITA!!!!... ES IGUAL QUE YO!!!... y hasta la fecha que es lo peor... pobre Calvin, ya me imagino el adulto que ha de ser ahora.

Y sí, eso me decía mi madre.

Pues no creo tener hijos. Ya he dejado pasar la oportunidad de hecho. Pero quién sabe, no, me da miedo, me cae el karma encima y... nono. Mejor no.

Abrazo Gen

marichuy dijo...

Mau

Nuestras abuelas; solo nuestras abuelas. La sabiduría que viene con la edad y también el saber hacerse "de la vista gorda", sin que se mire mal; eso es lo que hace maravillosas a las abuelas.

Me encantó tu historia familiar

Un beso

NTQVCA dijo...

Ush mi abuela me caia mal, hubiera sido chido que pusieramos las fotos de cuando eramos niños ¿no?, asi sería más facil imaginarte con tu circo de cochinillas.

Jolie: dijo...

Hubiera estado genial postear esas fotos de niños... aun estamos a tiempo no????

jeje Mau ... creo que sigues siendo genial... yo no tenia tanta variedad de mascotas y mi gusto era muy limitado. yo solo recojo peeros y gatos...

:S auch aun sigo haciendolo y todos ponen cara siempre de "otro"??????

elbipolar dijo...

Genial tu relato. Buenas imagenes, como la de 7 años doblando la ropa que usaron de montaña para llegar al techo.

MauVenom dijo...

Marychui

Cierto, las abuelas adquieren poderes que las hacen estar más allá del entendimiento de los otros. Y finalmente como tú dices es la edad. Tú no sabes como quise a mi abuela y hasta la fecha como la extraño. Y ella también me aguantó unas que bueno, no me alcanza el espacio pero sin embargo ella me conocía mejor.

Gracias por venir. Besos.

MauVenom dijo...

Hot I, better known as NTQVCA.

¿Sabes que lo pensé?, pero jamás se me hubiera ocurrido proponerlo no se por qúé. Aunque sólo tengo fotos de bebé creo, pero con eso bastaría para imaginarnos.

Mi circo de cochinillas fue un fracaso pues todas escaparon antes de llevar a cabo mi plan. Creo que mi madre todavía encuentra algunas en su recámara. JAJAJA.

Besos (pero no infantiles).


Amazing Jo

Eso no se quita, ¿sabes cuándo fue la última vez que le llevé a mi madre un animal a su casa?. Hace año y medio que estaba asilado en su departamento en lo que me mudaba a mi casita, le hablé desde mi cel, "Ma, eh, este, oye... qué crees?"... "Ahora qué te encontraste", así me contestó, "pues un perrito ma, está muy mal". No le comenté entonces que mi "perrito" era un pastor alemán adulto y eso sumado a mi otro perro y dos gatos.

Beso travieso (pero tampoco de niño), ja.

MauVenom dijo...

Bipolar

Oye pues gracias por las porras. Siempre sirve eso. Y especialmente un comentario sobre el estilo, casi nadie los hace.

Pobre de mi tía y me sigue queriendo mucho la mujer. Otra que me aguantó varias, hasta de adolescente.

Un abrazo.

Pinche Vieja dijo...

Jajajajaja el circo!!!! te faltaron arañas, alacranes y eso... mello

Y eres veterinario??? o doctor?? (que sería casi lo mismo pero más feo).

Ah, las primas... una vez convencí a una de que volara de la litera y yo la atraparía... mujer estúpida.

Que bonito niño.

MauVenom dijo...

JAJAJAJA

... Pues no, me dedico a otra clase de animales, estudié Humanidades y tengo algunos diplomas en Historia de Religión y Arte... y ni siquiera trabajo en eso por ahora... pero no sabes como me arrepiento, debí a haber sido vetereninario.

Y tu prima?... esta viva, verdad?

Jajajaja

Beso de bonito niño.

mafalda dijo...

...

¡Ah no!

A mi me dices lo que vistes. Como que me llamo Mafalda, faltaba más.

Jejeje, yo fui un caso para el psiquiatra. Pero bueno, cada uno es y se coordina con lo que tiene a su alrededor, tú con tu abuela, y yo con el "bolsillos", así le decía a mi cómplice.

Los animales no cabian en casa. Con dificultad habia lugar para nosotros.

Me gustaron las imágenes, tienes facilidad para la ambientación.

Un saludito.

Mafalda

jess dijo...

Huy.... esos recuerdos de la infancia son invaluables!

Sólo que entre el circo de cochinillas y el "Live Sex" se encuentra el eslabón perdido.. jaja, omitiste algún capítulo.

Cada vez que regreso a la casa paterna puedo verme correr en el patio y escuchar todas aquellas voces imaginarias que me motivaban a juntar mis monedas e ir al mercado a comprar más "píos-píos"... (suspiro)

Por cierto.. no me cabe en la cabeza la cantidad de ropa que utilizaste para tu escalera!
y el tiempo!!
no, no, mis respetos!!

el que persevera, alcanza... el techo!! jaja!

Abrazos!!

Jolie: dijo...

Niño bonito... entonces somos casi ... casi casi.. amazing :P

cuantas cosas descubro...me encanta

Jolie: dijo...

mucha ropa! (y no es ninguna propuesta indecorosa) jaja que buen post de infancia

MauVenom dijo...

Mafaldita

Vi algo... sí, pero muy poco... era más la presión que sentía y el nervio de que me sacaran lo cual sucedió inmediatamente... Claro que si te cuento lo que he visto después de los 18. UUUUUPS!!!...

Y también fui caso de psicólogo, o tú que crees, no viene de gratis la cosa. Los adultos se asustan fácil.

Gracias por el comment de la ambientación. Y por venir a leer.

Besos che!

MauVenom dijo...

Jess

JAJAJAJA... claro que hay muchos eslabones perdidos pero los dejaré para otra ocasión... si el proceso fue gradual pero constante, claro.

Oye lo de tus pollos me abrió una nueva puerta de ambición... quiero tener una gallina, jaja... claro que mi gato ha de decir lo mismo el muy c...

Justamente el verano pasado hablaba con mi prima de eso, cúanta ropa tuvimos que haber juntado para lograrlo... yo no se como mi tía no nos mató. Pero me acuerdo perfecto, ¡Tocamos el techo!.

Te mando un beso de alfajor (de los blancos que me gustan más que los de chocolate).

- - -


Jolie

Somos amazing!, no lo dudes... especialemte vos, Amazing Jo...

Y sí, fue muuuuuuucha ropa... uta, ya me hicieron sentir super mal, en este momento le hablo a mi tía para invitarla a comer... si no es que sigue doblando ropa.

:(

Beso

Huachimingo dijo...

Y no cambias verdad?
Esperando el miércoles.
Saludos