19 feb. 2009

Coexistencia

Como siempre, a la cuarta caguama, empecé a despotricar en contra de ellos… sé que siempre lo hago aunque la impresión del holocausto zombie pasó hace un chingo. Ahora nos hemos acostumbrado a verlos deambular por donde sea, con sus brazos levantados, con esa peste a tierra húmeda y carne putrefacta que solo ellos tienen. Por mí no hay pedo, de verdad que no, soy una persona tolerante y de mente abierta pero lo que en verdad me caga es que causan un pinche tráfico de mierda, se les rompen los brazos con la madre esa de los cambios o se les cae un ojo en un semáforo y ahí vienen los accidentes y nadie hace nada.

Mi tía Servanda (la rata de iglesia) decía que era un castigo divino por tanto pecador caminando por la calle, por tantos hombres y mujeres que hacían caso omiso de la ley de Dios y también por tanto político corrupto. Mñeh, algún pendejo con un cóctel de virus, esporas multiformes, magia negra y un pinche desprecio por la humanidad (o necrofílico el puto) nos trajo la vida después de la muerte aquí en la tierra.

Es una reverenda mamada. Da Vinci decía que una vida bien usada te llevaba a una dulce muerte, y conozco muchas personas que vivieron de acuerdo a esa premisa para disfrutar incluso en su última morada, pero se encuentran con que, cuando su cuerpo se hincha y desecha todos los fluidos esos tan bonitos que guardamos y su carne cambia de color, a su cuerpo regresa una compulsión más grande que el descanso eterno y salen de sus tumbas. Por eso a veces ni los entierran, nomás les avientan un pinche trapo encima y les sacan la vuelta, le han quitado el misticismo y respeto a la muerte, lo trivializaron a más no poder. Me acuerdo que cuando se murió mi primo Cosme, lo treparon en una mesa de billar y se cagaron de la risa cuando el vato despertó a los seis días oliendo aún a tequila y marihuana y sin saber donde estaba.

Ya me encabroné. Además, mi hija la Cuquita se la ha pasado llorando toda la semana porque el pendejo de su vato la dejó por una morra que se mató en un accidente automovilístico el mes pasado. Hablé con él después de que mi niña quiso cortarse las venas para ser también zombie y recuperarlo (vieja tenía que ser la babosa); quería que me contara que se siente que en verdad se le salgan los ojos a la morra cada vez que se la mete... ah, y claro, si es mejor que mi niña que late por todas partes.

Aparte ya empezaron a aumentar los impuestos para la cría de humanos en invernaderos para que se alimenten de ellos porque quesquelos cerebros hidropónicos no saben igual. Que la chingada, ni siquiera redondeo mis pagos y ahora resulta que tengo que dar una lana extra para que el pendejo de mi vecino no venga en la noche a meterme un popote en la oreja y me absorba lo que tenga dentro o se coma a mis hijos antes de la cena.

Yo digo que va contra la naturaleza que humanos y zombies compartamos los mismos espacios. Debemos darles descanso eterno.

14 comentarios:

SexTypeThing dijo...

Los zombies llegaron ya! y llegaron bailando richacha!!!!

MauVenom dijo...

JA!

Si tanto te molestan consigue una bazooka como yo y dispárales... hace mucho humo esa porquería pero caen en tantos pedazos que ya no se pueden regenerar. A mí me funciona y me tienen miedo.

La verdad no me caen tan mal pero su costumbre de andar con esa ropa asquerosa y además la peste es lo que no tolero... por otro lado soy muy diverso y acepto la inclusión de cualquier estilo de vida en nuestra sociedad.

A pesar de mi bazooka soy un niño lindo.

(No los quemes, contaminan horrible).

Besos Niña. Muy divertido su cuento.

Adrián dijo...

¿qué hace un zombie en una piscina?

...

¡Una pastilla efervescente!


(ese me lo contó un compa español, con su acento da más risa)

NTQVCA dijo...

Se le salen los ojos cada vez que se la mete?, ja ja, estuvo bueno.
Si sería muy feo que pasara eso.

Rich. dijo...

Sonaste como a George A. Romero.
Hace 20 o 15 años, en vieja, con un ataque de depresion bien cabron y hundido en alcohol...
Tu ya sabes que pedo.
Saludos, pinche vieja.

Générique dijo...

¡Me gustó! ¡Mucho!

Me gustan mucho este tipo de relatos urbanos. Cínicos, irreverentes, sarcásticos y con una brutal dosis de realismo. Dejémonos de cuentitos de "terror", si hubiera zombies ¿cómo habría que adaptarse? Porque la vida sigue y aguantamos ¡aguantamos hasta más!

Me gustan los raltos urbanos y el tuyo está realizado maravillosamente.




¡Sonríe!

elbipolar dijo...

Buenísimo.
Plasmas muy bien la costumbre- y el hartazgo- de convivir con los que son iguales a nosotros.

Buen ritmo

elbipolar dijo...

Además, el título está en tono, buen punto.

Pinche Vieja dijo...

Mamacito. Awebo!!! Paz en la tierra a los zombies de buena voluntad jajajajajaja gracias mijo!!

Niñodesusdosojosverdesquesoncafés. Nadie me ha querido comprar una bazooka :(. Oye, y si se hace un multizombie?? Jajaja de hecho la bazooka te hace ver mejor. Besos.

Adrián. Con razón... es que lo dijiste con acento normal, d'oh.

NTQVCA. Imagínate! ha de ser grande pa que pase eso... mmmmm....

Richardo. Con una pastilla de diclofenaco, desempleado y en sus días. Te quiero :)

Générique. ¡Uju! ¡Si! Precisamente, no me imaginaba un cuento de terror... Sii!! aguantamos más pero no queremos comprobarlo :p ¡Gracias!

Elbipolar. Esa era la intención, no todos nuestros muertos viven en el mismo armario. Un beso.

Pinche Vieja dijo...

Elbipolar. Jajaja el título está bien chidísimo :p

Rich. dijo...

Yo no discuto eso último.
Nunca se me habría ocurrido.
Ok, a lo mejor si. :P

Pinche Vieja dijo...

Richiberto. Jajajaja te quiero!!! aunque te mereces un pinche coscorrón por lo de Romero (ya investigué, ya sabes que inculta soy yo).

Jolie dijo...

ay no se a que sitio me recordo... es algo asi como un deja vú. Yo despotrico a la segunda caguama que aguante...
si sabes que es deja vú? inculta
jajaja

besos mi sistaaaaa!!!!! ando como zombie

en pleno desvelo a ver si no se me saltan los ojos

Anónimo dijo...

Jajajajaja deja vu es el condimento que se le pone al pure de papa, que no?

Jajajaja espero que se te salten los ojos de otra forma jojojo

Besotes!