7 mar. 2009

Inspiración Incolora

Esta mañana el único pájaro que me quedaba se ha roto hasta apagarse, con el gris de la tarde
ojalá me des una excusa para que me salve un tinte azul o un croma violáceo como en S. O . S.

Desde dentro los matices se palpan como en un pentagrama, escuchas los cuadros y en una bitacora cromática el brillo resurge por magia. Ya lo decía Vatel, del contraste y la Armonía se puede rescatar la belleza de las cosas, es música para la vista es un equilibrio puro y total.

Desde mi pentagrama personal el color son las notas donde el verde equilibra a los cipreses que pinta Van gogh en sus atardeceres, repitiendo al unísono en amarillos de Kandinsky, las manchas de color contundentes con Rothko o los paisajes triangulares de Remedios Varo, sobre frios rectángulos, de relojes sonoros con Dalí me poso frente al caballete y no consigo ni un trazo convincente.

La habitación Saturada de rojas cortinas con azul añil combinado me recuerdan a un gran salón Barroco y convoco la intensidad emocional con que el cromatismo se debe aferrar a el lienzo. Entre toda esa profusión, lo textural de los colores emana sin prejuicios temáticos, a veces ricos, suntuosos, altos contrastes.

Al inicio todo es simbólico, dinamico y espontáneo no hay una idea por la cual irse mas que el croma de la intuición, pero todo se satura y me contagio de antonía sin ritmo y comienzo de nuevo, pienso en ti y pienso como a veces las cosas se tuercen, y te encuentras frente a este desierto abierto, luminoso e intenso con tonos ocres y amarillos rojizos...con el semblante de hielo mudo y el coraje puesto en una paleta de colores frios, siempre dices que el camino se hace andando pero un desierto es un desierto aun en tonos dorados. Hoy llevo puesto mi vestido tierno ese que guardaba celosamente para ti, miraba palidecer mi cara y por un instante frente al espejo opaco, recordé esos rostros de madonnas. Un autoretrato de pasteles claros con aire inocente, como de las muñecas de porcelana frágil y con la mirada vidriosa.

Y encontré la casa dorada como un jarro de miel, como esos blancos de yeso recargados para opacar lo natural entre espejos y vidrios como el Rococó en plan exagerado.

Hoy, miré el cielo tremulo y gris ya no era como cuando el cielo ascendía de nuevo sobre mi árbol verde, ese parecido al del impresionismo, he arrancado de un soplo el único pájaro que tenía. Cuando se alejaba, parecía que el alma se me llenaba de plumas y yo solo queria decirte que queria alcanzarte hasta alla volteé a mirar y un solo pájaro atravesó la mañana de tonos malvas, ahora debe de estar desangrándose en el tejado oscuro de tu casa, dejando una mancha roja de tonalidad fuerte e intensa.

Hoy, cuando abri los ojos me di cuenta que la espátula había rasgado el lienzo, si algún buen pintor pudiera posesionarse de mi... definitivamente no convocaría a farsantes

¿Bob Ross?


Odio los árboles felices.

7 comentarios:

marichuy dijo...

Jolie

Vaya tragedia, querida; porque eso y no otra cosa debe significar la ausencia de color en tu paleta... "de colores".

Yo deseo que se posesione de ti el espíritu de Paul Gauguín y que el te lleve consigo a la Polinesia. Estoy segura que colores e inspiración no te faltan allá en los mares del sur. Y que entonces, lograrás dar con el lienzo de tu vida; mágico y multicolor, como debe de ser... la vida.

Besitos

El gran Gatsby dijo...

De entre todos los matices que entreleo de ti, a veces tu lado oscuro es el que mas me refleja de ti... pero cuando ries aun en color melancolía tu mirada brillosa y tus labios hacen perfecta combinación

"solo pienso en ti" Miguel Bosé seguro me entendería.

MauVenom dijo...

Brillantemente bien escrito. Un texto complicado y descriptivo. Muy adulto (si es que eso transmite lo que quiero decir).

Pero triste poeta Jolie.

Sin embargo lleno de colores y amparado por creadores que también reflejaron su paisaje personal con ellos.

Me gustó mucho como siempre. Tus colores son las letras.

W dijo...

Mi Jolie..

Yo te mando virtualmente una crayola azul, una roja y otra verde....

Acá tengo las mías....

Pintemos nuestros días con colores alegres y hagamos que el gris vaya desapareciendo poco a poco...

Besos

Yei dijo...

Quedé de colores!

BEATRIZ dijo...

Si querida Jolie, a mi lo que me sobran son ideas, agitación mental pero técnica, nomas no encuentro la hora de adoptarla,jeje.

estoy sicodelica despues de leerte.

besos

Générique dijo...

Ciertamente, ¡demasiada nostalgia! En algún punto me parece ligeramente desconectado, pero, en general, ¡muy buen relato!




¡Sonríe!