10 ago. 2009

Ruleta

Se sentó en la única silla que existía en la habitación, el bombillo titilaba en la medida que las pequeñas chapolas chocaban contra el, en la mesa, a su lado se encontraba una botella de tequila, un limón cortado en 4 pedazos, la sal regada, y la droga que estaba esparcida sobre un espejo roto; estaba también el revolver con el que 20 años atrás su madre con el corazón desahuciado (por el padre de ella) asesino sin remordimientos su alma.

A sus 25 años, drogada y triste tomo un trago de tequila, un pedazo de limón que aun parecía decente, sal y otro pase; tomo el revolver entre sus manos y 5 balas (parecían suficientes) las nombro una por una, Camilo, Sebastian, Andrés, Juan Pablo y Lucas, 5 amores, 5 desamores y ni uno más, no quería ni uno más, así que jugaría ruleta rusa contra ella misma y a la contraria, no con una bala si no con 5, así tendría solo una oportunidad de sobrevivir, una de cinco, demasiado improbable, así que halo el gatillo y la única oportunidad de sobrevivir salio, con la esperanza y el amor real, que aun no conocía, pero ahora podría conocer.

9 comentarios:

Gabriel U.S. dijo...

El cóctel de sabores que presenta este texto es sobrecogedor. Felicitaciones. Cada día disfruto más de tu lectura.
Un abrazo!

Rich dijo...

Fue bueno, digo, me parecio bueno.
Saludos.

4narqu1sta 2uper3strella dijo...

Sublime. Me encantó.

Cheers...

[.fîłłe đe łâ иuît .] dijo...

¡me gustó!....simple y genial!

Amorexia. dijo...

muy fuerte!
segundo chance para decirle algúbn día... "te estaba esperando"

deshora.

Travis Bickle dijo...

Drogada y triste como un trago de tequila...Todavía hay algo de esperanza en algún lado.
Te leo, un saludo.

Campanula dijo...

Bueno un saludo a todos y pues como que si existe esperanza, un abrazo y gracias por los comentarios.

Julibelula dijo...

LA jodida esperanza haciéndonos mantenernos vivos... a ratos la odio mucho.
Excelente cuento Clau, auqnue me dió como piedrita jajajaja.

Anónimo dijo...

5 balas son 5 desamores que bien valia la pena morir... que mala suerte al salirle tiro vacio.

El intruso