21 mar. 2009

Entre Trincheras

Junio de 1950


Adorada Marlene:

Te conocí una noche a bordo de ese Crucero era 1934 los números y el azar jugaron concretamente en un coqueteo caprichoso, recíproco y creo que me he enfermado de escribirte tanto. Contigo he aprendido que las historias de amor son un temporal a destiempo, ocasiona que se formen rejas en las niñas de los ojos, cada pequeña historia de amor que se cierra es como un abanico donde la pasión que no se sincroniza nos puede llenar de miedos e inseguridades al unísono.

Creo que en todos estos días he llegado a tocar fondo, soy como ese suicida fracasado del cuál se mofan pues mejor se sale del agua porque se da cuenta que esta muy fría.

Es como un naufragio inconcluso y muchas veces te deja nadando en el propio llanto...

Los dos hemos atravesado momentos de lo más amargos, y no me refiero únicamente a la guerra. Las guerras son lo de menos. Pero la vida, en general, es la parte más dura. Cuando piensas en mí, y yo en ti ¿crees que habremos desafiado al tiempo y al espacio?
ese mismo tiempo y ese mismo espacio que nos ha mantenido separados, pero tan unidos a la vez, intentando doblegarme (hablo por mi) sin conseguirlo, sin poder ni tan siquiera acercarse a nuestras mentes para borrar los recuerdos.

Cuando veas un rayo de sol distinto del resto, que se retuerce por entre la persiana de tu habitación para acariciar tu rostro o simplemente se cuela y roza tus manos....entonces piensa en mí cuando veas la lluvia torrencial o mansa que es apenas perceptible por los poros de tu piel....ese olor a tierra mojada, el canto de los pajaros justo al amanecer... piensa en mi un poco, quizá asi no estaremos tan lejos el uno del otro, justo del otro lado yo estaré haciendo lo mismo.

Apuesto que te estás poniendo tan hermosa que tendrán que sacar fotografías de tu pasaporte de 9 pies de altura. ¿Qué es lo que realmente quieres hacer en tu vida? ¿Romper el corazón de todos por una moneda de diez centavos? Siempre podrías romper el mío por una de cinco centavos y yo pondría la moneda.

Hasta en contra mía soy el mejor, a veces por momentos podría sentir que no puedo escribir más pero me reprimo ese mal edicto y continuo tan solo por esto que siento y que ahora mismo redacto.

Al otro lado del Río y la sombra de los árboles.


Ernest Hemingway

12 comentarios:

marichuy dijo...

Jolie

Heminnway fue un gran escritor, pero la Dietrich era mucha mujer para él... y para cualquiera. Quizá por eso jamás llegaron a consumar su amor; como el propio Hemingway lo dijo, lo suyo fue "una pasión no sincronizada"

Marlene Dietrich es, por mucho, mi femme fatale favorita.

Besos

Germán Diego dijo...

Wao!!
Este señor pone muy en alto al gremio masculino, claro el otro 99% de nosotros lo encochinamos, el amor puede se mucho mas que conceptos y estándares, esta carta pone de manifiesto que un hombre puede poner el mundo a los pies de una mujer con el amor.

Abrazo.

El gran Gatsby dijo...

Y pensar que unos huyen de la complicidad y lo complicado de las cosas, lo que puede enriquecer a dos seres

las coincidencias no son cosa fácil habra que mantenerlas... pero pensar que unos solo quieren ahora arreglarlo con un click.

MauVenom dijo...

Poeta

Tienes el poder casi perpetuo de meterme con tus letras en la tormenta y las preguntas, de regresarme a mis muy adentros de una forma rápida y sin los anestésicos que ya había aprendido a utilizar.

Hemingway es para mí un personaje corrosivo con el cual me identifico literalmente hasta la muerte. Su irreverencia, su grosera rebeldía, su análisis tan contaminado por la emoción machista, su derrota aceptada que se confunde inexplicablemente con lucha.

Gulp.

Y entiendo perfecto este tórrido romance "inexistente" que quizá lo llenó más que a muchos una relación de vida entera.

Me da miedo sentirme así, un remedo de él.

Besos Amazing

chOcolAte sEnXuAl dijo...

pasion mal sincronizada!!!!

ah que cosas pasan gracias al amor y la pasion o la pasion qu enace del amor

el amor que nace de la pasion

ay ya no s elo que digo

te deje un regalito en mi blog sale pasele que esta barrido

Jolie dijo...

Sigo creyendo que las mejores historias entre dos personas que se gustan o se quieren, siempre comienzan por desencuentros y lo que vale la pena o lo que les salva es la esperanza de el reencuentro.
La verdad es que yo siempre he tenido esa esperanza y confesada o no es lo que me hace sentirme viva
puede sonar muy ideal o demasiado rosa a los ojos de los otros pero aun cuando adjudico escritos a otros para disfrazarlo he de confesar que mucho de lo que escribo sobre todo aqui siempre fue pensado en un destinatario que supongo me enseño a no sincronizar el amor con la pasión y que no tuvo mas remedio que asumirse como algo irrealizable y que es imposible borrarlo con amoniáco.

NTQVCA dijo...

¿y esto lo soñó o lo imagino mi Jolie?

...

...

...

odio los amores mal sincronisados

...

más bien hoy odio todo.

Jolie dijo...

yo odio todo supongo que estamos sincronizadas de alguna forma mi heroina... yo no lo imagine, no lo soñé

lo vivi tan intensamente que aun duele y parece como si todo ese torrente de recuerdos me nublara los ojos de pronto...

hay personas que no consigues olvidar jamás, no importa lo que eso dure

Ego... dijo...

Jo! Se amilanaría ese gran hombre ante esa gran mujer??
No sería raro, la verdad. Ocurre cada día...
Besos

Karla dijo...

totalmente de acuerdo contigo Jolie!!
viva el amor desincronizado!

BEATRIZ dijo...

Jolie

A mi me hacía falta leer algo así, para poner un poco de romance y recuerdos hermosos a este día.

Un abrazo

Générique dijo...

Amores fuera de sincronía. Haces una hermosa historia de tan grande tragedia. No podría yo. Nos sincronizamos o nos abandonamos o nos quitamos la vida, no podría yo vivir fuera de sincronización.



¡Sonríe!